Laberinto de texturas, sonidos y luces

¡Hola Familias!

Una nueva actividad motivadora invadió nuestra sala de psicomotricidad. El montaje fue sencillo; tiras anchas de telas de tul de colores, plásticos traslúcidos y otros trasparentes cubrían de techo a suelo todo el espacio, formando un laberinto y creando una trasformación mágica. Oscurecimos por completo la sala, tan solo contábamos con la iluminación de los focos de dos retroproyectores colocados en el suelo. Además una música suave, tranquila y misteriosa acompañaba a crear este ambiente tan especial.

Los niños quedaron realmente impactados ante esta transformación. En un primer momento el grupo se sentó a observar y hablar sobre lo que había a su alrededor. Tras recordar las normas básicas del juego en la sala comenzó la actividad. Algunos se acercaban cautelosos con gran expectación, otros raudos se animaron a adentrarse en el misterioso  laberinto.

 

El resultado fue una estupenda sesión de experimentación y de nuevas sensaciones, en la que los niños fueron descubriendo los diferentes misterios que este laberinto encerraba.

Anuncios